Las rebajas de enero ganan la partida al "Black Friday"

El consumo de los hogares repunta tras meses de desaceleración, según Caixabank Research.

Las rebajas de enero parecen haberle ganado la partida comercial al otro gran periodo de descuentos del año: el black friday. El gasto de los hogares ha repuntado con fuerza entre diciembre y las dos primeras semanas de enero tras meses de desaceleración en dos sectores clave para estas campañas: el retail y el comercio electrónico, tal y como indican los últimos datos del Monitor de consumo en España de CaixaBank Research.

“El comportamiento del consumo ha dado un vuelco y ha ido mejor de lo esperado”, afirma Javier Ibáñez de Aldecoa, autor del informe, que analiza las transacciones y reintegros de dieciocho millones de tarjetas. La evolución del gasto sugiere que los consumidores han preferido este año concentrar sus compras en Navidad y las rebajas en detrimento del black friday, una campaña cada vez más cuestionada por los negocios minoristas.

Así, el gasto ha ido perdiendo fuerza desde julio hasta tocar fondo durante la segunda mitad de noviembre, coincidiendo con el black friday. Ese mes el consumo realizado con tarjetas españolas en retail se anotó un crecimiento negativo, del -3%, en comparación con el mismo periodo del año anterior. En cuanto al e-commerce, el sector que apuesta con más fuerza por el black friday, apenas creció un 6%. Los datos, además, no están deflactados, por lo que estas cifras están afectadas por la inflación. El frenazo de las compras podría ser, pues, mucho mayor.

“A partir de diciembre, en especial de la segunda semana, se produce un punto de inflexión”, señala Ibáñez de Aldecoa. El gasto en retail con tarjetas españolas repunta un 8% interanual en diciembre y un 12% en la primera quincena de enero. El comercio electrónico lo hace un 11% en diciembre y otro 12% en enero. El incremento del desembolso supera, además, a la inflación. “El black friday no fue mal, aunque no fue espléndido; en estas rebajas, en cambio, el consumo ha crecido de forma significativa”, añade el autor del informe.

Los comerciantes y las empresas logísticas ya advirtieron que la campaña de descuentos de noviembre no había funcionado como esperaban. Incluso el puente de la Purísima fue flojo en ventas, lo que causó preocupación en el sector comercial. Pero a medida que se acercaba la Navidad, las compras crecían. Una sensación que ahora confirman los datos.

La decepción con el black friday de este año entre los minoristas se suma al desencanto generalizado con esta campaña entre el comercio de proximidad. Las grandes cadenas y los e-commerce siguen apostando fuerte por la semana de descuentos de final de noviembre, pero entre los comerciantes de menor tamaño se extiende el cansancio con una cita que, aseguran, no les reporta grandes beneficios.

Turismo y ocio y restauración también crecen.

Más allá del retail y el e-commerce, el último Monitor de CaixaBank lanza “señales positivas” sobre el consumo. La inflación, la subida de tipos y el encarecimiento de las hipotecas no está teniendo, al menos de momento, el efecto pernicioso que se preveía. “Las cifras nos han sorprendido”, subraya Ibáñez de Aldecoa. En todo caso, matiza, habrá que esperar para ver si esta tendencia positiva se consolida.

Otras categorías de gasto presentan crecimientos mucho mayores que el comercio, aunque aquí hay que tener en cuenta que se comparan con periodos del 2021 y el 2022 con restricciones vigentes a causa de la pandemia. Es el caso del gasto en turismo y ocio y restauración. En el primero, el incremento interanual del consumo es del 10% en diciembre y del 19% en la primera quincena de enero, mientras que ocio y restauración avanzan un 27% y un 40%, en consonancia con el boom de los viajes que detectan aerolíneas y hoteleras.

Fuente: La Vanguardia