Cuida su espalda

CONSEJOS PARA TENER UNA ESPALDA SANA

1- ACTIVIDAD FÍSICA:

La falta de ejercicio aumenta el riesgo de padecer muchos problemas de salud, ya que el cuerpo humano está diseñado para el movimiento.

Tanto en niños como en adultos, las tensiones y fuerzas ejercidas en el cuerpo por la actividad física normal potencian el desarrollo de unos huesos densos con la forma correcta y de unos músculos fuertes y flexibles.

Debe realizar ejercicio físico al menos una hora al día, correr, montar en bicicleta, juegos de balón, senderismo, natación.. son excelentes actividades para desarrollar huesos resistentes y una buena musculatura.

2- ORDENADOR, CONSOLA, TELEVISIÓN:

Permanecer sentado, incluso con una buena postura, genera tensiones en la columna y en los discos intervertebrales; que se incrementan notablemente con el uso del ratón.

Se aconseja que entre la pantalla y los ojos del usuario haya al menos 40 cms y a su vez que entre el teclado y el borde de la mesa queden unos 10 cms libres.

La pantalla debe quedar de frente y a la altura de la cabeza.

Se debe limitar el tiempo ante la pantalla de cualquier aparato electrónico y a realizar descansos, levantándose cada 15 ó 20 minutos.

3- UNA SILLA ADECUADA:

Tanto niños como adultos que usan ordenadores y consolas deberían emplear sillas apropiadas, así como soportes para la muñeca y una iluminación adecuada.

Una silla con reposabrazos regulable en altura.

Asiento no demasiado blando, ha de mantener cierta firmeza.

Regulación en altura del asiento es imprescindible.

Base giratoria sobre cinco brazos, con ruedas estabilizadoras que no den lugar a movimientos involuntarios.

4- LA POSTURA IDEAL:

Colocar la espalda lo más recta posible. Situar la zona lumbar bien ajustada al respaldo para que siempre esté en contacto con la silla.

Mantener la cabeza erguida, tratando de no dejar caer el peso hacia los hombros.

Situar las piernas bien apoyadas sobre el suelo, para después regularla en altura hasta que queden en ángulo recto.

Colocar los codos sobre los reposabrazos de forma que el brazo quede suelto y relajado, dejando caer el peso de los hombros para evitar tensiones.

No debemos nunca ajustarnos a la silla, debe ser ésta la que se ajuste al cuerpo del usuario en altura, medidas y comodidad personal.

Ver comercios adscritos a esta campaña
Volver

Buscador de comercios

Ayuntamiento de Santander